Sinopsis

Inés, Violeta y Luisa. Tres mujeres. Tres épocas. Tres paisajes atronadores. Tres edades de la vida… y un amor que se entreteje como el hilo de un ovillo mágico que rueda de una a otra mientras sueñan tras la ventana. Hasta que un giro inesperado les corta las alas de golpe. Las tres se enfrentan a una encrucijada vital en busca de su amor, su dignidad, su rincón de felicidad… Cuando parece que nada es posible, ellas se repinten: “¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón…”

De tu ventana a la mía narra las vivencias de tres mujeres cuyos destinos se tejen con el hilo que entrelaza sus historias de amor, de fragilidad y de fortaleza. Un retrato de la experiencia femenina de generación en generación. La rueca de la vida de Inés, Violeta y Luisa gira a tres velocidades en torno a sueños rotos, pasiones escondidas, emociones vulnerables y una fuerte determinación. Un canto a la belleza, contra la desesperanza.


Inés Desierto 1941

Caracterizada por una actriz de belleza mítica como Maribel Verdú, el rostro de Inés simboliza la resistencia frente a un mundo hostil. El campo de trigo dorado ondulando al viento. Las pajas en el aire. El sol que quema. Las cáscaras de nueces. La boda en la madrugada. Las caricias en los tobillos a través de los barrotes. El humo en el ventanuco. Los caminos de tierra entre los campos. La trenza morena. La luz cálida en las espigas. El color de la arcilla. Inés sonríe al recordar las manos de Paco entre sus piernas.


Violeta Montaña 1923

Violeta es una joven adolescente que vive con sus tíos en las montañas, cerca de la frontera, junto al túnel de paso a Francia. Como las flores del invernadero de su tío, es bella, suave y delicada. El columpio entre los pinos. La mecedora y su crujido de madera vieja. Los cristales del invernadero. Las cartas. Las flores secas. Los dibujos a plumilla del tío, pétalos, estambres y raíces. Violeta en el lago de agua fría. Los pies descalzos rozando la hierba mojada. La ventana de coser. Violeta tumbada sobre las flores. Frágil como las amapolas que acarician su rostro.


Luisa Ciudad 1975

Luisa, una mujer de carácter seco y gris, vive el otoño de su vida entre paredes empapeladas de flores marchitas. Hipocondríaca y quejosa, todo duele en las calles de su ciudad al final de una dictadura. La foto desgastada de Alfredo Kraus. Las flores viejas en el papel gris de la pared. Isabel pelando judías. Los álbumes de fotos antiguas. Frascos de colonia. La palangana con agua templada. La labor de ganchillo. La melena de Luisa peinada a las aguas. La ventana de coser de Isabel. El tango de noche. El sonido insistente de la máquina de coser. Luisa en viso frente al espejo. Salir a la calle, volver a caminar entre la multitud. El amor, al fin.