Directora

Paula Ortiz Zaragoza, 1979

Doctora en Teoría de Escritura de Guión de Cine, desarrolló sus estudios en Dirección de Cine en la Universidad de Nueva York (NYU) y en UCLA (Los Ángeles). De tu ventana a la mía nació precisamente de su período de formación en Nueva York, donde inició la escritura del guión asesorada por profesores como Spike Lee, Bill Reilly, Ezra Sachs, Paul Thompson, Nick Tannis, Milcho Manchevsky, Anthony Minghella, o Susan Sandler. El guión se terminó en Los Ángeles, donde contó con las sugerencias de Steven Soderbergh, Robert McKee, Syd Field o Richard Walter. Los consejos y ayuda cercana de todos ellos fueron esenciales para la escritura y el desarrollo de la película.

Antes de escribir este guión, escribió y dirigió varios cortometrajes, todos ellos premiados en numerosos festivales. El hueco de Tristán Boj (2008), protagonizado por Álex Angulo, creó un universo poético donde títeres y personajes reales vivían una historia de fuerte impacto visual y emocional, y fue seleccionado en el New York Short Film Festival. Fotos de Familia (2005) fue seleccionado en el Short Film Corner del Festival de Cannes y obtuvo el Primer Premio en el European Film Festival of Castilla La Mancha, así como el Premio al Mejor Cortometraje del Festival de La Rioja. Mientras que El Rostro de Ido (2003), un relato sobre la vanidad, la belleza y el paso del tiempo en un mundo imaginario ambientado en el universo de los cuentos, obtuvo el Premio al Mejor Cortometraje de la SCIFE 2003, y estuvo presente en la Sección Brigadoon del Sitges Film Festival, entre muchos otros galardones.

Licenciada en Filología Hispánica, inició su formación en el campo del guión a través del Máster de Escritura para Cine y Televisión de la Universidad Autónoma de Barcelona (2003). Formó parte, además, del Taller Bigas Luna y, en el campo televisivo, trabajó como guionista en 2003 y 2004 de la serie de televisión educativa Hoobs Enciclopedia, una producción de Mizar Multimedia basada en la serie de Jim Henson’s Company . A lo largo de los últimos años, ha escrito y realizado diversos proyectos que narran historias ávidas de significado emocional, surcadas de poderosas imágenes con una evocadora sensibilidad hipnótica, entre lo real y lo soñado.

Paula ha combinado sus estudios y su trabajo audiovisual con una sólida carrera académica. Ha sido durante varios años Investigadora y Profesora de la Universidad de Zaragoza, de la que es Doctora desde 2011, con una tesis sobre las últimas propuestas metodológicas estadounidenses en escritura de guión de ficción, gracias a la obtención de la prestigiosa Beca FPU del Ministerio de Educación. Ha publicado dos libros y numerosos artículos de investigación relacionados con el mundo de la narrativa y el guión de cine en revistas especializadas. Actualmente, es profesora en la Universidad San Jorge de Zaragoza


Esta es una película que cuenta tres historias de tres mujeres que, como tantas otras, tuvieron que vivir solas sin elegirlo, buscando su felicidad en un paisaje hostil. Es una película sobre mujeres a las que cortaron las alas, y aun así, nunca dejaron de imaginar, de desear, de soñar su lugar en el mundo, de resistir con dignidad, ni de recordar su amor con una sonrisa. De tu ventana a la mía se asoma a la lírica de los espacios interiores, la memoria afectiva de tantas mujeres cuyas experiencias piden ser rescatadas del tiempo y el olvido.

Las tres historias se cruzan entretejiendo espacios y tiempos desde el otro lado del horizonte, un paso más allá de lo real. Así hemos tratado de crear esta historia de tres universos contrastados con una intención evocadora sensorialmente. Desde sus vivencias, se ha construido una red de atmósferas: de humedades y sequedades, de sonidos callados en las montañas, gritos en el desierto y ecos lejanos en una ciudad en transición. La narración entre lo vivido, lo recordado y lo soñado se mezcla en los colores, las texturas, las luces y brumas de los mundos de Inés, Violeta y Luisa.


La cámara se asoma a sus ventanas, al ritmo de sus respiraciones suaves, a veces angustiadas, a veces nostálgicas, y nos conduce intangiblemente de una historia a otra. Se trata de un puzle narrativo y visual muy cerca de sus rostros, sus vidas en las cocinas, los tocadores… Así nos asomamos a las formas microscópicas tras la lupa de Violeta y a la inmensidad del páramo de Inés, mientras caminamos con Luisa dentro de sus pensamientos. La película flota entre los objetos que rodean sus vidas, frente al espejo en ropa interior, mientras pelan judías, bordan, leen, dibujan o pelan una gallina… Allí, junto lo a lo pequeño, ríen, aman, gritan y golpean con furia la tierra.

Hemos querido crear un caleidoscopio con las luces en los atardeceres del trigo y las mañanas tras los visillos de ganchillo, el frescor de la hierba al alba, el frío del agua de las montañas, la textura de la tierra árida, o el punzante pinchazo de la aguja que atraviesa el lino… Tres planteamientos visuales de contrastes y reflejos. Tres universos cromáticos y sonoros que tratan de evocar así, de forma silenciosa y profundamente plástica, a través de la cercanía de la piel, los ojos, el aliento, los objetos… las soledades, melancolías, caricias, sensualidades, miedos, angustias, pasiones, encierros, contradicciones, conflictos de estas mujeres. Queremos así hacer resonar sus ecos de amor y miedo, de deseos y luchas… de sus viajes por el aire al otro lado de la ventana.


De esta manera, con De tu ventana a la mía hemos intentado acercarnos a lo no dicho por tantas mujeres a lo largo de la Historia lejana y cercana. Esta película se cuenta desde las experiencias de mujeres a las que nadie les pidió opinión. Desde su resistencia ante los golpes. Desde el poder de su recuerdo y su imaginación.

Inés, Violeta y Luisa son el fruto de entretejer un gran tapiz de mujeres de las que me hablaron, a las que conocí, otras que leí, otras que imaginé, y que entre todas me evocaron caminos nuevos con sus ideas, y con toda la vida que dejaron tras de sí. Y estoy segura de que ellas son, a su vez, el eco de otras muchas, de sus palabras, de sus silencios, de sus conciencias, sus secretos, sus pasiones sin límite, sus llantos ahogados, sus gritos a la montaña, sus asombros que, con cada mirada, dejaban escapar de sus ojos una bandada de pájaros, buscando paisajes más luminosos para su imaginación. De todas ellas, mujeres que se sabían su calor de memoria va esta película.